top of page

Termina el 2023.

Diciembre 31, 2023

Entrada de Blog 004

Por: Alex Diáloga


¡Que año! Y se va para nunca regresar. Un año de muchas satisfacciones y sinceras emociones. Para mi han transcurrido días llenos de gran alegría e ilusión y también algunos pocos con algo de preocupación y moderada frustración. La vida nos regala sus enseñanzas, cada día, sin reparo, y nosotros decidimos aprender la lección o no. En esta entrada de fin de año me gustaría compartirles varias cosas, empezando por algo muy personal. Hace algunos años perdí el camino... ¡De manera colosal! Y lo perdí casi todo. Tomé desviaciones que para muchos podrán parecer innecesarias, pero para mi, esas desviaciones a la larga, se convirtieron en una gran lección de valiosa ayuda. Hoy en día lo veo así. Y es que cuando uno lo pierde casi todo, hay de “dos sopas” como dicen por ahí, o decides hacer algo al respecto y te levantas, o te revuelcas en toda la mierda en la que te metiste y te quedas ahí, con todas las horribles consecuencias.

Mi proceso fue difícil y llegué a conocer demonios en mí que nunca imaginé podrían existir, pero así fue. Me resultó muy doloroso ser testigo del auto sabotaje del que fui capaz y como en ocasiones, como seres humanos preferimos ignorar el daño que nos causamos y el dolor que nos provocamos antes de mirarnos al espejo y decirnos un sincero lo siento. (Obviamente sin olvidar el daño que causamos a nuestro alrededor).

Sin embargo, de esta etapa de mi vida en particular ya pasaron algunos años y afortunadamente decidí mirarme al espejo y darme un muy sincero y merecido lo siento. Tomé el camino de levantarme y de manera muy consciente, me tomara el tiempo que me tomara, no habría de dar marcha atrás. Y hoy, al finalizar el año dos mil veintitrés, reconozco no solamente que no he dado marcha atrás... ¡Sino que ya agarré vuelo! Los demonios se desvanecieron y reconocí en mi, aspectos muy hermosos con los cuales prefiero vivir.

También me siento profundamente agradecido de estar rodeado de gente que me impulsa con amor y que cree en mi. He encontrado el camino de regreso a mi esencia, a mi identidad y sin lugar a dudas a la parte del libro de mi vida en donde permanecen abiertas blancas y frescas páginas en espera de ser escritas con tinta renovada e indeleble.


 junto a la ventana sosteniendo una guitarra eléctrica color naranja.

¿Que les puedo decir de este año dos mil veintitrés? Se concluyeron varios proyectos importantes. Ahorita Alex Diáloga se encuentra en la etapa de... ¿Cómo lo podría describir? Haré la analogía con la construcción de una casa: Alex Diáloga se encuentra en la parte de la construcción donde se están poniendo todos esos accesorios y detalles que no se ven, pero que harán una gran diferencia una vez que se concluya dicha construcción. Vamos a poner un poco de perspectiva: Hace muchos años fui desarrollando con gran ilusión todas las composiciones que conforman hoy en día mis producciones discográficas. A pesar que estas composiciones contienen toda mi alma en cada una de las notas escritas, siempre sentí que faltaba algo durante las etapas de promoción de dichas producciones. ¡Y créanme! Lo intenté todo. Durante muchas etapas me sentí muy bien y con paso firme, pero después de un tiempo... ¡Puff! El proyecto del momento se desvanecía. Me empecé a aburrir cada vez más de los mismos problemas y contratiempos tanto de la industria, como de mi propia organización. Y llegue a preguntarme ¿para que todo este esfuerzo? Aunado a esto, el tiempo pasa y las velas en el pastel empiezan a ser cada vez, evidentemente, más numerosas. Esto fue en gran parte, los motivos por los que me desvié de mi camino que les mencioné líneas atrás.


Ahora, conmigo pasa algo un poco delicado... La música no solamente es lo que me apasiona en esta vida, es también lo que define mi identidad. Mientras mis actividades diarias estén enfocadas en algo relacionado con la música, soy una persona feliz. Pero cuando las responsabilidades de la vida me obligan a tener que concentrarme en otros aspectos, pues para ponerlo de manera suave... ¡Se me ponen los pelos de punta!

Podría escribir capítulos enteros de como se fueron acomodando para mi muchas cosas en los últimos años, pero las lecciones que a mi más me han servido y que me gustaría compartir con ustedes como una simple, pero muy honesta reflexión de fin de año son las siguientes:

1.- Cuando dominas la paciencia, dominas tu destino. No todo sale como esperamos o queremos, pero eso en la mayoría de los casos es algo muy bueno, porque generalmente termina mucho mejor.

2.- No te hables de sueños, mejor háblate de planes y estrategias. Te vas a sorprender cuando acostumbras a tu mente pensar en tus metas como cosas concretas que ya son parte de tu vida y no como aquello que necesitas alcanzar algún día.

3.- Es más fácil encontrar la paz interna a través del agradecimiento que de la pretensión de ser felices de manera constante.

4.- La gran influencia positiva que es contar con una pluma y una libreta para escribir tus pensamientos, reflexiones y planes... No tiene comparación. Y finalmente...

5.- No hay fuerza más poderosa que el amor.


Bueno, así que he aquí mis “dos centavos” para sus resoluciones de Año Nuevo. Lo comparto con mucho cariño y plenamente convencido que estos cinco puntos son pilares muy efectivos para ser analizados, pero más importante aún, ser apropiados. Háganlos suyos, a su manera, así como yo reconozco que no los inventé. Es simplemente sabiduría milenaria que finalmente entendí y me apropié.


Y en cuanto a lo que sentía que faltaba algo durante las etapas de promoción de mi música, les comparto que esto de la celebración por el vigésimo aniversario de mi primera producción discográfica me ha dado la oportunidad de concebir una nueva vida para mis primeros discos y poder promocionarlos en las plataformas con las que contamos hoy en día. Me emociona muchísimo poder compartir con ustedes esta música que significa tanto para mí y que dicha promoción me da la oportunidad no solamente de revisitar estas composiciones, pero incluso actualizarlas a través del repertorio en vivo y quizás hasta en un momento dado, volverlas a grabar en versiones actualizadas. Mientras tanto, tendremos videos promocionales para todos los temas del disco conmemorativo de Digital Paracelsiana y al terminar esta promoción, estaré iniciando la promoción del vigésimo aniversario del disco Cuántica, mi segunda producción discográfica como Alex Diáloga y por supuesto... ¡Habrán muchas presentaciones en vivo!


Reciban un muy fuerte abrazo en donde quiera que estén y que tengamos todos en el dos mil veinticuatro un fantástico año. ¡Feliz Año Nuevo!


Alex.



28 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page